HERRAMIENTAS PARA UN ARMARIO EMPOTRADO

Las herramientas necesarias dependen del diseño que elija, pero para no tener problemas le aconsejamos las siguientes:

- Un metro de cinta metálica para medir con precisión.

- Un lápiz para marcar.

- Un taladro, a ser posible electrónico (la velocidad de giro se regula apretando más o menos el gatillo) y con percusión (para taladrar paredes duras y hormigón).

- Un par de mordazas de ensamble, necesarias para sujetar los tableros en escuadra.

- Una broca-fresa para hacer los taladros de los ensambles.

- Tornillos de ensamble y llave allen para apretarlos.

- Tornillos y tacos de varias medidas.

- Brocas de pared (de 6 y 8mm mínimo).

- Brocas de madera (un juego con varias medidas).

- Un punzón para marcar en la madera y poder atornillar los tirafondos y las metopas.

- Destornilladores (2 de boca plana y 2 de boca de estrella o philips).

- Un nivel para dejar puertas y baldas niveladas.

- Un martillo siempre útil ante cualquier dificultad.

Creemos que no necesita nada más, aunque siempre pueden surgir problemas que necesiten de alguna otra herramienta. Nunca estarán de más:

- Una sierra de calar para recortar tableros si hemos medido mal o para hacer formas en lugares complicados.

- Escofinas y limas para acabados de formas particulares y para el acabado del canteo de los tableros si decide hacerlo usted mismo.

- Alicates y tenazas para sacar algún clavo, tornillo o taco mal puesto.

- Cola blanca para pegar algún desperfecto o hacer ensambles con espigas

S

INSTALAR TARIMA FLOTANTE

La tarima viene hecha en piezas largas de una pieza o construidas a base de tablillas más o menos grandes de madera noble pegadas a una base de madera machi-hembrada. Normalmente, para interior, viene barnizada o encerada de fábrica. Que sea flotante quiere decir que no tiene contacto directo con el suelo, es decir, se instala sobre un aislante que la protege y evita el crujido al andar sobre ella. El parqué viene en tablillas pequeñas que hay que pegar al suelo, y una vez instalado hay que lijar y barnizar.

La instalación de tarima flotante es sencilla pero laboriosa. Lo primero que debe saber es que la mejor época del año para instalarla es el verano, ya que es cuando más contraída está debido a la sequedad del ambiente. Si se instala en invierno, puede que, al llegar el verano y la tarima se contraiga, se haga visible la holgura que se debe dejar por todo el perímetro.

También hay que preparar la habitación quitando antiguos rodapiés y nivelando el suelo si fuese necesario.

1.- HERRAMIENTAS NECESARIAS. Un metro, un lápiz, cuñas, cola blanca, puntas de acero para rodapiés, un martillo o maza, un taco de madera (de unos 40 ó 50 cm de largo), una sierra de calar, un taladro con un disco de corte, un cepillo eléctrico o manual y una palanqueta ó un útil especial para poner la última tabla.

2.- CÁLCULO DE LOS METROS NECESARIOS. Una vez medida la superficie que queremos entarimar deberá comprar un 5 ó 10% más de tarima. Esto es debido a los desperdicios y errores que puedan producirse.

3.- SENTIDO DE LAS TABLAS. Lo primero es ver el sentido en que vamos a instalar la tarima. Tenga en cuenta que una disposición longitudinal provoca un efecto de estrechamiento de la habitación y una transversal el efecto contrario. Poner las tablas perpendiculares a la entrada de luz resalta las diferencias de tonalidad entre ellas. También se puede instalar en diagonal o de forma combinada, y aunque se puede ganar mucho estéticamente, la instalación se complica (hay que ingletar prácticamente todas las tablas) y el desperdicio aumenta considerablemente.

Hay que saber que si tiene armarios empotrados que no va a solar y no tienen cerco de madera u obra, nos van a marcar el sentido de colocación y además será por donde empecemos a instalar. Esto se debe a que la tabla que delimita el armario tiene que ser completamente recta, y ante la dificultad de hacer un corte perfecto si esta fuese la última tabla a instalar o si el sentido fuese perpendicular al armario, es recomendable empezar por ahí. Si así fuera, esta primera tabla deberá fijarla al suelo mediante tacos y tornillos para que no se desplace con las dilataciones invadiendo las guías de las puertas correderas. Todo esto puede plantear un problema de sentidos en cada habitación, que se soluciona solando cada habitación independientemente, para luego poner juntas de dilatación de madera en forma de T debajo de cada puerta. Otra solución es solar todo el piso en el sentido que creamos conveniente, y luego ocultar el corte de las tablas de los armarios con alguna moldura. Si también va a entarimar los armarios o éstos tienen cerco, no habrá ningún problema con el sentido de las tablas, ya que serán como una pared más.

4.- AISLANTE. Una vez despejada la habitación (se puede poner todo en una mitad de la habitación, instalar la tarima de la otra mitad, esperar una media hora, cambiar todo de lado y acabar la otra mitad) y quitado el antiguo rodapié, empezaremos a colocar el aislante. Este viene en rollos y sólo es necesario ir extendiéndolo por las zonas donde vamos a ir instalando la tarima. No es necesario ajustarlo demasiado a las paredes.

5.- COLOCACIÓN DE LA TARIMA. Empezaremos por un extremo de la habitación colocando las primeras tablas separadas de la pared 1 cm mediante las cuñas. Colocaremos una primera fila de tablas con el lado hembra (ranura) mirando a la pared y cortando la última a la medida necesaria. La segunda fila la empezaremos con una tabla cortada aproximadamente a la mitad (podemos utilizar el recorte sobrante de la primera fila), con el fin de que nunca coincidan las testas (extremos) de las tablas. Se recomienda una distancia entre testas de al menos 50cm. En esta segunda fila ya debemos empezar a encolar cada tabla echando para ello un cordón de cola blanca a lo largo de la ranura del machi-hembrado. Para su fijación utilizaremos el martillo golpeando el lateral de la tabla una vez intercalado el taco de madera para no estropearla. Si rebosase la cola al encajar la tabla deberemos quitarla rápidamente con ayuda de un trapo húmedo. Seguiremos colocando filas con el mismo método hasta llegar a la última, que normalmente habrá que cortar a medida. Para cortar las últimas tablas, las pondremos dadas la vuelta sobre la anterior fila separadas 1 cm de la pared, y marcaremos la línea de corte con un lápiz. La cortaremos con la sierra de calar y la instalaremos con ayuda de una palanqueta o martilleando con el útil especial.

NOTA: Actualmente hay tarimas que no es necesario encolar pues tienen un sistema de anclaje que permite una fijación sin cola. Se unen según las instrucciones del fabricante hasta oir un "clik" que nos indica que la tabla ha encajado perfectamente. Aunque no es necesaria la cola, también se pueden encolar.

6.- RECORTES COMPLICADOS. Si no es muy manitas o no tiene experiencia, cuando necesite hacer algún recorte especialmente complicado, es recomendable hacer una plantilla de papel o cartón y una vez encaje perfectamente en el sitio, la pondremos sobre la tabla de la tarima, dibujaremos el contorno y la recortaremos con la sierra de calar.

7.- PUERTAS. Al llegar a las puertas, lo mejor es recortar los marcos a una altura igual al grosor de la tarima más el aislante. Este grosor suele ser de 1,5 a 2 cm. Para recortar los marcos nos ayudaremos del taladro acoplándole un disco de corte abrasivo que corte madera y pared. También se puede hacer con un serrucho, pero la dificultad es mayor. Al subir la altura del suelo, será necesario recortar las puertas por debajo. Para hacerlo, deberemos desmontarlas y cepillarlas con cepillo manual o eléctrico hasta que no rocen con la tarima. También se puede hacer con la sierra de calar recortando el grosor del suelo.

8.- RODAPIÉ. La tarima debe tener una holgura en todas las paredes de 1 cm aproximadamente. Esto se consigue con la utilización de cuñas por todo el perímetro. Para ocultar esta holgura, el rodapié deberá ser de al menos 1,5 cm de grosor. La instalación del rodapié se hace con puntas de acero, presionando el rodapié fuertemente hacia abajo en el momento de clavarlas. Esto se hace para que la junta entre tarima y rodapié quede perfecta. Para presionar el rodapié puede ayudarse de una pequeña tabla apoyada sobre el mismo y poniendo el pie sobre ella haga peso según lo vaya clavando. Para poner un rodapié curvado se deben hacer entalladuras equidistantes por el reverso del mismo, adquiriendo de esta forma más flexibilidad.

9.- REMATES FINALES. Para pequeñas grietas que pueden aparecer o juntas que se hayan abierto un poco deberá aplicar masilla de madera del mismo color que la tarima. Si la cocina y los baños no los entarima, deberá colocar chapas de acabado de dos niveles. Puede que haya que utilizar molduras en determinados sitios, por ejemplo, si se entarima la segunda planta de un chalet, deberá poner moldura especial donde acaba la escalera, o la chimenea se puede rematar con moldura en vez de rodapié.

 

JUNTAS PARA TARIMA, RODAPIÉ

Si el suelo entarimado y los suelos del lavabo y cocina quedan a la misma altura deberá poner una junta de dilatación en forma de T. Esta junta la puede encontrar en madera y encaja en un perfil de aluminio previamente fijado al suelo con tornillos y tacos. Si los suelos quedan a distinta altura puede poner una junta de transición cuyo sistema de anclaje es muy similar al anterior. En este caso también puede poner un perfil de aluminio de un ala flotante que puede ser adhesivo o para atornillar al suelo. Todo esto puede encontrarlo en una casa especializada en tarima.

El rodapié o zócalo se puede instalar pegado, clavado o atornillado. Cuando hay tarima, lo mejor es clavarlo directamente a la pared con puntas de acero, pues presionando el rodapié hacia abajo cuando se está clavando, la junta entre el rodapié y la tarima no será apreciable aunque el suelo esté desnivelado. Si lo pega, tiene que estar sujetándolo hasta que seque el pegamento, y si lo atornilla, aparte de ser más laborioso (hay que hacer taladros en la pared para los tacos, y en el rodapié para los tornillos), quedarán vistas las cabezas de los tornillos, aunque como ventaja el rodapié será desmontable.

 

El rodapié para tarima flotante debe ponerse con puntas de acero a la vez que se presiona éste fuertemente hacia abajo. Para ayudarse y hacer más presión, se puede poner una tabla apoyada sobre el rodapié y presionarla poniéndose encima de ella a la vez que se va clavando el rodapié. Si no ha utilizado este método, utilícelo, y si aún así quedan huecos, la única solución es taparlos con silicona del color más parecido al color de la madera de la tarima y rodapié. Existen siliconas en color roble, pino y sapely. No sabemos si las hay de más colores. Si ninguno de estos colores se adaptase a su tarima, otra solución es poner silicona acrílica (al agua) para pintarla posteriormente con un pequeño pincel. No le valen masillas de madera al carecer de la flexibilidad necesaria para este fin.

S

HERRAMIENTAS PARA LA TALLA DE MADERA

Las herramientas y accesorios que necesita para la talla de la madera son las siguientes:

UN BANCO DE TRABAJO. Puede utilizar un banco de carpintero tradicional o un caballete especial de tallista.

SOPORTES Y TORNILLOS. Para sujetar las piezas puede elegir entre múltiples soportes y accesorios. Hay soportes giratorios (para girar con rapidez la pieza a tallar), tornillos de mecánico (debe interponer un material blando entre las mordazas y la pieza), tornillos de tallista (especiales para la talla), husillos de tallista (para piezas grandes, se atornilla en él la pieza a trabajar) y barriletes (para sujetar piezas planas sobre el banco).

AZUELAS. Sirven para retirar rápidamente la madera de desecho y para desbastar la pieza.

FORMONES. Son formones especiales para la talla y están biselados por ambas caras del filo para poder cortar la madera desde distintos ángulos. Los hay desde 2mm hasta 50mm y también los hay especiales para tallas intrincadas o muy minuciosas.

GUBIAS. Son de sección en U o en V y tienen un bisel más grande en la cara exterior que en la interior. Existen en diferentes curvaturas, ángulos y tamaños. También las hay especiales para determinadas tallas.

MAZA DE TALLISTA. Son mazas de madera dura que al tener la cabeza redonda permiten golpear el formón o la gubia desde cualquier ángulo. Las hay de diferentes tamaños y pesos.

PIEDRA DE AFILAR. Imprescindible para tener las herramientas siempre a punto para que no prendan o rompan la madera.

TRINCHETAS. Son cuchillas de diferentes formas con mango de madera que se utilizan para hacer muescas geométricas en muebles y objetos de madera.

S

GRIETAS EN UNA TALLA

La madera, al perder humedad encoge, apareciendo grietas. El problema se acentúa con las maderas tropicales, ya que suelen contener mucha agua. También es muy probable que la talla se haya hecho sin secar bien la madera en origen, con lo que las grietas serán más grandes. El secado de la madera es un tema complejo, y para cada especie hay que hacerlo de una forma determinada. Como regla general el secado se ha de hacer muy lentamente. El tronco recién cortado se trocea en el aserradero y se deja secar a cubierto de la lluvia y con buena ventilación, separando los tablones entre sí con listones para que el aire penetre por todos los lados. El secado puede durar más de un año, aunque actualmente existen secaderos artificiales que aceleran este proceso. En estos secaderos se van modificando la temperatura y la humedad según unas tablas diferentes para cada especie. Una madera esta seca del todo cuando su humedad está por debajo del 12%.

Hay que esperar a que se agriete del todo y proceder a enchuletar las grietas (trabajo más bien para un profesional) o rellenarlas de pasta de madera o de resina epoxi (cualquiera puede hacerlo). Aunque con este procedimiento perderá algo de su encanto original.

 

FORRAR UN INTERIOR DE ARMARIO

Aunque existen muchas posibilidades para hacerlo, nosotros recomendamos que se forren con tablero de 10 mm, ya que así no se notarán las imperfecciones de las paredes y el armario quedará perfectamente cuadrado. También recomendamos que el tablero sea plastificado para ahorrarse el barnizado.

S

TARIMA DAÑADA POR EL AGUA

Si es una tarima colocada de modo tradicional, es decir, sobre rastreles, normalmente esta tarima es de madera maciza bastante gruesa (varios centímetros) y admite sin problemas muchos acuchillados. El crujido es totalmente normal en este tipo de tarima, debido a su colocación sin contacto directo con el suelo (flexa y cruje). Para solucionar el problema de humedad deberá acuchillar cuando esté totalmente seca y volver a barnizar con lo que la tarima recuperará su lustre original. No creemos que tenga ningún problema de que quede debilitada, a no ser que se le hayan hecho ya muchísimos lijados.

S

UNIÓN DE DOS TABLEROS EN INGLETE

 

La duda se me plantea al unir dos tableros cortados con ángulo de 45º para hacer una mesa de estudio en forma de L. No se si puedo hacerlo con cola o si mas bien debo pensar en hacerlo de otro modo. La madera que utilizo es de pino de 22mm de grosor.   Agradecería su colaboración

Gracias

Para hacer la unión de dos tableros cortados con ángulo de 45º para hacer una mesa de estudio en forma de L, no es suficiente con aplicar cola blanca, pues la unión quedaría algo frágil al estar pegadas las maderas por la testa. No soportaría el peso al coger la mesa por los extremos. Hay muchas formas de reforzar la unión, pero para un aficionado al bricolaje las más sencillas son las siguientes:

1.- Practicar una serie de taladros (3 ó 4) en los dos cantos perpendicularmente a éstos y coincidentes en los dos tableros, para introducir en ellos espigas de madera (pequeños cilindros estriados). Puede hacerlos con broca de 8mm y dar cola blanca en los agujeros y a lo largo de los cantos antes de consumar la unión.

2.- Otra forma de unirlos es colocando por debajo con unas chapas metálicas planas atornilladas a ambos tableros. Deberá dar también cola blanca a lo largo de los cantos. Esta unión es más sencilla de realizar pero se obtiene un peor resultado estético.

La forma más profesional de hacer la unión es mediante galletas (pequeños óvalos planos de madera prensada), pero es necesario disponer de una engalletadora para hacer los huecos en el canto donde se insertarán las galletas. Estas máquinas son bastante caras y no resultan rentables para un aficionado. También se puede hacer machihembrando los cantos, pero es necesaria una fresadora y algo de experiencia en su uso.

S

CAMBIAR UNA TABLA DE UNA TARIMA FLOTANTE

Normalmente las tablas de una tarima flotante están pegadas con cola blanca en la junta machi-hembrada por lo que no es posible ir quitando tablas hasta llegar a la deteriorada. Primero deberá comprobar esto. Quite el rodapié e intente sacar la primera tabla. Si le resulta imposible es que están encoladas. Entonces deberá ir directamente a la tabla deteriorada y empezar a romperla desde el centro teniendo cuidado al llegar a los bordes de no estropear la junta macho y la hembra de las tablas adyacentes. Para romper la tabla puede utilizar un disco de corte acoplado al taladro y/o un formón. La junta macho y la hembra de las tablas de los lados deben limpiarse con cuidado, paciencia y un formón hasta dejarlas en su estado original. Una vez hecho esto deberá romper la parte de abajo de la junta hembra de la tabla de al lado y de la tabla nueva, con lo que ésta entrará sin problemas en el hueco existente. Por último deberá dar cola blanca a lo largo de las juntas y emplazar definitivamente la tabla nueva en el hueco. Si la cola rebosa por la junta puede limpiarla con un trapo húmedo.

Para rellenar el hueco entre la tarima y el suelo puede utilizar pasta niveladora para suelos.

S

CURVADO DE LA MADERA

Existen tres formas de curvar la madera:

1.- Curvado mediante entalladura. Consiste básicamente en hacer una serie de entalladuras (cortes) en el interior de la tabla a curvar sin traspasarla del todo. Después, si queremos hacer una curva exacta habrá que hacer un molde y obligar a la tabla a adoptar esa curva mediante gatos o sargentas. Si la curva es satisfactoria, la sacaremos del molde, echaremos cola blanca en las entalladuras, y volveremos a ponerla en el molde y esperaremos a que se seque. Si la tabla no adopta la curva, por ser mas cerrada, practicaremos más entalladuras o limaremos con lima triangular las embocaduras de las entalladuras.

2.- Curvado al vapor. Es más complicada pues necesitaremos una estufa de vapor. Ésta la podemos construir nosotros mismos y básicamente consiste en un recipiente hecho de madera resistente a la intemperie donde colocaremos la pieza a curvar. Por un lado entra el vapor  mediante un tubo flexible conectado al generador de vapor. El generador de vapor es un recipiente metálico que contenga agua, y al calentarlo a 100 grados comenzará a evaporarse entrando el vapor en el recipiente de madera. Por el otro lado de este recipiente y en su parte más baja se debe hacer un agujero por donde saldrá agua procedente de la condensación. La madera así tratada se vuelve muy flexible en caliente pero al enfriarse vuelve a quedarse rígida, por lo que conviene actuar con rapidez. Habrá que meterla rápidamente en el molde o fleje de curvado construido a tal efecto.

3.- Curvado por laminado. La madera cortada en tiras delgadas es flexible y se puede curvar en seco. Se colocan estas tiras en un molde y se encolan unas a otras para formar un cuerpo sólido. A diferencia del contrachapado en el que la dirección de la fibra alterna en cada chapa, para el curvado por laminado la fibra de cada capa sigue la misma dirección, que debe ser perpendicular al radio de curvatura. Aunque todas las maderas se pueden curvar por este método, las más recomendables por su flexibilidad son las siguientes: fresno, haya, abedul, olmo, nogal y roble.

Para un estudio más profundo le recomendamos que lea el libro Manual completo de la Madera, la Carpintería y la Ebanistería de Albert Jackson y David Day de Ediciones del Prado.

S

DUDAS EN LA INSTALACIÓN DE TARIMA FLOTANTE

Las cuñas debe quitarlas después de acabar toda la habitación o habitaciones (si están soladas seguidas) esperando al menos una hora para que seque la cola. No hay problema en solar varias habitaciones o toda la casa en un solo bloque. Las juntas de dilatación en las puertas se utilizan para independizar cada solado cuando hay un problema de sentidos de las tablas de cada habitación o si hay armarios que nos marquen donde debemos empezar a solar, fijando esta primera tabla al suelo. Este caso se da cuando el armario no tiene cerco y no vamos a solar su interior, es decir cuando la primera tabla la fijamos junto a las guías de las puertas correderas. Cada solado independiente puede tener un lado fijo al suelo, pero no más, ya que impediría las dilataciones y contracciones de la tarima, produciéndose levantamientos o fracturas. Por eso, si hemos fijado un lado en una habitación (el del armario), el solado no puede ir seguido con las otras habitaciones, pues en las otras habitaciones ya no podríamos fijar ningún lado al suelo y la tarima al dilatarse invadiría las guías correderas de los otros armarios.

 

TARIMA SOBRE VIGAS DE HIERRO

Lo primero que debe tener en cuenta es que debe poner tarima maciza de al menos 2cm de grueso (recomendable 2,5 ó 3cm). Puede ponerlo de dos formas:

1.- Lo más recomendable sería hacer unas U de chapa que abracen las vigas. Es decir, atornillarlas de forma invertida por debajo de cada tabla para que encajen en las vigas correspondientes. De esta forma se evitan los problemas por dilataciones ya que la tarima quedaría suelta permitiendo los movimientos. Además sería fácilmente desmontable. Debería dejar una holgura de 1cm por todo el perímetro. Si las tablas se separasen al andar por el nuevo suelo (dependerá de la longitud y grosor de las tablas), puede poner unas gomas repartidas por el perímetro que presionen la tarima y permitan a su vez la dilatación.

2.- Si el sistema anterior no lo puede hacer, o le resulta demasiado complicado puede pegar las tablas directamente a las vigas con un adhesivo adecuado, como puede ser el MONTA-KIT de Imedio, que pega fuertemente y mantiene un poco de flexibilidad una vez seco. Sólo tiene que echar un buen pegote de adhesivo en cada punto de unión y golpear con una maza de goma sobre la tarima para que se expanda el pegamento y quede bien adherido. Si opta por este sistema debe elegir una madera estable y con pocas dilataciones. Por ejemplo le valen el nogal europeo ó el pino silvestre y debe descartar la jatoba, el elondo ó el roble europeo. Si las tablas están machi-hembradas deberá pegarlas entre sí con cola blanca y si son lisas no hará falta. También deberá dejar algo de holgura por todo el perímetro.

S

ARREGLO DE UNA PUERTA ABOLLADA

Si la puerta es lisa, sólo tendrá que pegarle encima un contrachapado de sapely (si la puerta es barnizada) o una trasera de sapely (si es plastificada) cortado a medida. Si la puerta es barnizada tendrá que barnizar el contrachapado posteriormente. Para pegarlo lo más recomendable es utilizar una masilla fijadora tipo MONTA-KIT de Imedio. Limpie bien la puerta, sáquela de su alojamiento y colóquela en horizontal. Aplique varios pegotes de masilla por toda la superficie y en especial por los límites y esquinas, coloque el contrachapado y golpee por toda la superficie con un martillo insertando una madera en medio para no estropearla. Si la puerta tiene molduras, puede que le valga la misma solución retirando las molduras y volviéndolas a poner sobre el contrachapado o trasera. Pero también es posible que las molduras no salgan fácilmente y deba romperlas con un formón y quitar todos los restos lijando. Después deberá comprar otra moldura similar y pegarla sobre el contrachapado.

La solución no es perfecta pues será difícil igualar el tono de la puerta (haga pruebas antes de empezar a barnizar) y además, dependiendo del lado estropeado, puede que la puerta no cierre bien pues su grosor habrá aumentado unos 4 ó 5mm. Para solucionarlo deberá rebajar el marco de la puerta, cambiar la posición de las bisagras o poner el contrachapado algo más pequeño que la puerta.

Dependiendo de donde esté la abolladura puede que le resulte más cómodo y mejor realizar una especie de cuarterón falso. Es decir, pegar un rectángulo de contrachapado que tape el golpe y enmarcarlo con moldura. Puede poner varios cuarterones falsos. Además, con este sistema puede mejorar la estética de la puerta.

El arreglo por parte de un carpintero resultará rentable si la puerta es de calidad. Si no es así, consulte antes presupuestos del arreglo y de cambiar la puerta.

S

CORTES RECTOS CON SIERRA DE CALAR

Para hacer cortes rectos con la sierra de calar es muy recomendable utilizar una guía. Esta guía se vende como accesorio para algunas marcas y modelos, pero lo más fácil es hacérsela uno mismo. Simplemente consiste en asegurar un listón lo más recto posible mediante sargentas o gatos a la madera que queramos cortar a una distancia de la línea de corte igual que la que existe desde la hoja de sierra hasta el lateral de la base de la caladora. De esta forma, la base de la sierra de calar irá guiada por el listón durante el corte y éste será completamente recto. Utilice hojas de sierra bien afiladas y recuerde que el corte bueno aparece siempre en la cara de abajo del tablero debido a la forma de trabajar de estas sierras. La cara superior aparecerá un poco más astillada, pudiéndose solucionar en parte colocando en la línea de corte cinta adhesiva (precinto o cinta de carrocero o pintor). De todas formas el corte recto siempre se hará mejor con una sierra circular (trae la guía de serie y el corte es más limpio), aunque su manejo es un poco más complicado y peligroso.

S

PASARELA DE MADERA EN LA PLAYA

Nosotros le recomendamos que haga una base con grandes vigas ensambladas a modo de vía de tren. Es decir dos vigas paralelas que remonten las dunas unidas con placas de acero y tornillos pasantes. Sobre ellas montar el entarimado con listones transversales atornillados a las vigas y la escalera y barandilla. Es muy aconsejable utilizar buena madera (teca o iroko) o madera tratada en autoclave. También conviene darle protector (xiladecor sol). En cuanto al presupuesto, no podemos decirle nada, ya que aparte de que no sabemos el precio de estas maderas, no sabemos los metros de pasarela que necesita ni el dimensionado óptimo de la misma. Ahora bien, si utiliza buena madera para una larga duración, no saldrá barato.

S

CAMBIAR TABLILLAS DE PARQUÉ

Las puede quitar a base de formón y martillo hasta dejar el hueco perfectamente limpio. Si no quiere volver a lijar y barnizar toda la habitación, barnice sólo las tablillas nuevas una vez que encajen perfectamente en el hueco y se hayan rebajado hasta que queden al ras del suelo. Debe utilizar barniz de poliuretano o barniz de dos componentes, aunque este último aún siendo más duro no se lo recomendamos para un par de tablillas, ya que su precio es alto y su aplicación más complicada. Después solo tendrá que volver a pegarlas con adhesivo especial para parqué. El igualar el color para que no se note es prácticamente imposible ya que una misma especie de madera es diferente según la partida, y además si el suelo lleva tiempo puesto se habrá oscurecido bastante por la acción de la luz.

S

GRIETAS EN UN PARQUÉ

Las grietas son un problema muy normal debido a las contracciones y dilataciones que sufre la madera debido a los cambios de humedad y temperatura. Puede ser debido a que la madera no estuviese bien seca en el momento de la instalación, a diferencias grandes de humedad entre donde estuvo almacenado el parqué y su casa (conviene dejar el parqué un tiempo en el lugar de instalación antes de empezar a instalarlo para que la madera se habitúe a las nuevas condiciones y se estabilice). También puede ser que la instalación se hiciera en invierno y con humedad, y al llegar el calor las tablillas se contraen apareciendo las grietas, aunque en este caso las grietas son pequeñas y desaparecerían o serían casi inapreciables al llegar nuevamente el invierno. Si este es su caso, le aconsejamos que no haga nada de lo que a continuación se explica, ya que podrían aparecer abombamientos y despegarse tablillas al llegar el invierno.

En caso contrario, y si no quiere cambiar el suelo, la única solución es rellenar las grietas con pasta de madera de excelente calidad (LAKEONE por ejemplo). Puede escogerla en el tono más parecido a su parqué, o adquirirla neutra para luego teñirla. Para aplicarla deberá utilizar una espátula muy estrecha e introducir bien la pasta por las grietas. Lo que rebose puede quitarlo antes de que seque con un trapo húmedo. Si no quiere lijar y barnizar todo el suelo, por lo menos será conveniente barnizar sólo la pasta cuando se seque con un pequeño pincel y barniz de poliuretano, ya que ésta es porosa y puede mancharse si cae un líquido o ensuciarse con el paso del tiempo.

S

ARAÑAZOS EN UNA TARIMA

Si los arañazos son profundos, la única manera de quitarlos es lijando el suelo y volviendo a barnizar. Al ser tarima flotante, la capa de madera noble es muy fina (4 a 6mm), y puede que ni este método valga. Para arañazos superficiales existen productos en el mercado que los disimulan (no los quitan) y renuevan el aspecto del suelo. Es imprescindible que el barniz se encuentre en buen estado. Por ejemplo puede usar el POLISH RENOVADOR para suelos vitrificados de la marca LAKEONE. Se aplica con una fregona húmeda, se deja secar y se pasa una paño suave para sacar brillo. Así, quedarán disimulados los arañazos a la vez que el suelo recobrará todo su esplendor.

S

CHAPEADO DE TABLEROS O MUEBLES

El chapeado a mano de maderas es un trabajo para el que se requiere cierta habilidad y sobre todo experiencia. Vamos a darle una serie de recomendaciones básicas, pero para que le salga perfectamente le repito que es necesaria gran experiencia.

HERRAMIENTAS NECESARIAS

1.- Regla de acero. Se utiliza para medir y para guiar los cortes de las chapas.

2.- Sierra de chapear. Se utiliza para hacer los cortes. Se puede utilizar un cúter o una cuchilla, pero si la chapa es de madera muy dura (por ejemplo roble), el cúter tiende a cortar siguiendo la veta de la chapa y no la regla, estropeando el corte. Lo mismo ocurre si cortamos chapas de raíz.

3.- Plancha. Es necesaria para chapear con cola animal o con chapa preencolada.

4.- Martillo de chapear. Puede ser de acero o de madera (con una hoja de latón en el extremo). Se utiliza para eliminar las burbujas y la cola sobrante. También puede valer un taco de madera.

5.- Cepillo con cuchilla dentada o un serrucho de costilla. Se utiliza para peinar la superficie.

6.- Recortadora. Para recortar la chapa sobrante.

7.- Lima de metal. Para rematar el corte de la chapa sobrante.

PREPARACIÓN DE LA SUPERFICIE (NÚCLEO)

Es conveniente que el tablero a chapear sea manufacturado (aglomerado, MDF, etc). La madera maciza no es el material ideal debido a los movimientos que tiene con los cambios de humedad. Si se decide chapear un tablero macizo, habrá que quitar los nudos y volver a rellenarlos con tacos de madera o masilla de madera. En todos los casos, la superficie se debe dejar completamente lisa y lijada. Cualquier desperfecto se debe rellenar con masilla para madera y enrasarlo mediante lijado.

PEINADO Y SELLADO DE LA SUPERFICIE

Para mejorar la adhesión de la cola se debe peinar la superficie con el cepillo de cuchilla dentada o un serrucho de costilla. Se pasa en sentido diagonal a la veta el cepillo (con la cuchilla muy poco saliente) o en sentido transversal el serrucho inclinado para hacer pequeños surcos en los que penetre el adhesivo. Es conveniente sellar la superficie para que la cola no penetre demasiado y adhiera bien la chapa. Se puede sellar con cola animal caliente diluida, o pasta de empapelar sintética.

PREPARACIÓN DE LA CHAPA

La chapa debe ser más grande que la superficie a chapar (deben sobrar unos 5cm por cada lado). Si el tamaño de la chapa es menor que el de la superficie a chapar habrá que unir 2 ó más chapas. Para ello ponga las dos chapas solapadas (en sentido de la veta) sobre un tablero y sujetas con alfileres. Haga coincidir las vetas simétricamente para que el conjunto sea más armonioso. Realice un corte recto en el solape que corte las dos chapas con ayuda de la regla y la sierra de chapear o el cúter. Las dos chapas quedarán completamente alineadas y se unirán a tope con cinta adhesiva a lo largo de la unión dando como resultado una chapa más grande. Si el chapeado se realiza con chapa preencolada, la unión de las chapas se puede hacer cuando se esté chapeando. Se pegan las dos chapas por uno de sus bordes dejando solapados los bordes contrarios. Se realiza el corte (de las dos chapas en el solape) y se siguen pegando las chapas con la plancha quedando perfectamente alineadas.

MÉTODOS PARA CHAPEAR A MANO

1.- CHAPEADO CON COLA ANIMAL. Es el método tradicional y el más laborioso, pero quizás el que obtenga mejor resultado. Se prepara la cola animal al baño maría y cuando esté caliente (49 ºC) y libre de grumos se aplica con brocha una capa delgada y uniforme al núcleo y a la chapa. Antes de que seque por completo se coloca la chapa sobre el núcleo. A continuación se humedece la superficie con una esponja mojada en agua y bien escurrida. Pase la plancha caliente por la superficie para ablandar la cola. Desde el centro y hacia los bordes pase el martillo de chapear ejerciendo presión y con movimientos en zig-zag para eliminar las burbujas y la cola sobrante. Si la cola se enfría antes de acabar humedezca nuevamente la superficie y vuelva a pasar la plancha.

2.- CHAPEADO CON COLA DE CONTACTO. Es un método más sencillo y con buenos resultados. Extienda con brocha o espátula una capa delgada y uniforme de cola de contacto al núcleo y a la chapa. Espere a que seque por completo (10 o 20 minutos). Ponga la chapa sobre el núcleo intercalando un papel mas grande que la propia chapa. Desde un extremo y en el sentido de la veta empiece a pegar la chapa con el martillo de chapear o un taco de madera retirando a la vez el papel tirando de él desde el extremo opuesto. Siga así hasta pegar por completo la chapa. Este método no permite rectificaciones por lo que es muy importante alinear perfectamente la chapa e irla pegando sin que aparezcan arrugas o burbujas.

3.- CHAPEADO CON CHAPA PREENCOLADA. Es el método más fácil para un aficionado y los resultados son excelentes. La chapa viene preparada con adhesivo termofusible en una de sus caras. Además de facilitar el trabajo, la chapa se hace más resistente y menos sensible a las roturas. Coloque la chapa sobre el núcleo y empiece a plancharla con la plancha caliente desde el centro a los bordes. Puede presionar con el martillo o el taco de madera siguiendo a la plancha para una mejor adhesión.

RECORTE DEL SOBRANTE

Para recortar el sobrante de chapa puede utilizar la recortadora. Al pasar la herramienta por el borde ésta realiza un corte limpio tanto en sentido de la veta como en el transversal. Si no dispone de esta herramienta, puede dar la vuelta al tablero o al mueble cortando el sobrante con la sierra de chapear o un cúter. Se debe rematar el corte con lima para un perfecto acabado.

ELIMINACIÓN DE DEFECTOS

Los defectos más comunes son arrugas, burbujas y cuerpos extraños. Son mucho más fáciles de solucionar en los métodos de cola animal y chapa preencolada. Las arrugas se pueden solucionar volviendo a pasar la plancha caliente y el martillo de chapear. Para eliminar burbujas haga un pequeño corte recto en el sentido de la veta con un cúter y vuelva a pasar la plancha y el martillo. Si detecta un cuerpo extraño haga un corte en V también en sentido de la fibra, levante ese trocito de chapa (utilice la plancha para volver a calentar la cola), extraiga el cuerpo extraño y vuelva a pegar el trozo. Si la chapa se ha pegado con cola de contacto, los defectos se solucionan con un sacabocados. Se quita el trocito estropeado y se vuelve a pegar otro trozo de otra chapa lo más similar posible.

Muchas Gracias

S

RANURAS EN LOS LATERALES DE UN CAJÓN

Hay varias posibilidades:

1.- Comprar el lateral del cajón (llamado gualdera) ya hecho. En cualquier tienda de bricolaje o almacén de madera lo puede encontrar en diferentes alturas y con la ranura ya hecha. Nosotros lo tenemos.

2.- Hacerlo manualmente con un cepillo acanalador. Es un cepillo especial para hacer ranuras pero nosotros no lo trabajamos.

3.- Hacerlo con una fresadora. Es el medio ideal para hacer ranuras aunque es una máquina cara. Un taladro no sirve para fresar pues aparte de que no tiene las guías y herrajes adecuados, no coge suficientes revoluciones para este trabajo. Un taladro trabaja a unas 3.000 r.p.m. como máximo y una fresadora entre 12.000 r.p.m. y 30.000 r.p.m. aproximadamente.

4.- Hacerlo con una sierra circular. El disco debe sobresalir muy poco de la base, justo la profundidad de la ranura. Si dispone de mesa de trabajo en la que se pueda acoplar la sierra, el trabajo se simplifica bastante.

No existen más medios a no ser que se haga manualmente con formón, cosa que no le recomendamos pues sería un trabajo muy laborioso y de resultado incierto si no se tiene experiencia en el manejo.

Gracias

S

RESTAURAR UN BAÚL ANTIGUO

Es muy complicado decirle como restaurar su baúl sin saber como es, ni el estado en que se encuentra. Además tenga en cuenta que un curso de restauración puede durar uno o más años, por lo que comprenderá la dificultad de explicarle cómo hacerlo en unas líneas. De todas formas le daremos unas directrices generales de como hacerlo:

1.- Si el baúl tiene carcoma, habrá que darle un tratamiento en las zonas afectadas por pincelado, inmersión o inyección (o combinación de éstos) con un producto mata-carcoma. Después habrá que eliminar la madera muerta con un cepillado enérgico u otro sistema mecánico.

2.- El baúl puede estar barnizado, encerado, pintado, etc. Habrá que quitar completamente el acabado que tenga con los productos y procedimientos adecuados. Decapantes o desenceradores y lija.

3.- Si la madera tiene mal aspecto, esta manchada u oscurecida, habrá que darle un aclarador.

4.- Si tiene herrajes metálicos habrá que desmontarlos y quitarles el óxido con un producto desoxidante.

5.- Para rellenar pequeñas grietas y desperfectos se puede utilizar cera blanda especial. Si los desperfectos son más importantes habrá que utilizar masilla de madera. Para grandes reparaciones y reconstrucciones se utiliza un reparador de madera de dos componentes. Este producto, una vez seco se trabaja igual que la madera, es decir, se puede taladrar, lijar, esculpir, cepillar, etc.

6.- Por último, una vez el baúl esta en perfectas condiciones y crudo, habrá que darle el acabado deseado. Se puede teñir, barnizar, encerar, pintar, patinar, etc. También deberá pintar o barnizar los herrajes y volver a montarlos.

Las herramientas necesarias se las proporcionará su vendedor, sabiendo exactamente que es lo que tiene el baúl. Recuerde que una perfecta restauración depende de sus conocimientos y habilidad.

S

RENOVACIÓN DE UNA PUERTA MACIZA

Lo primero que debe hacer es quitar todas las capas de barnices y pinturas antiguas para dejar la puerta en su estado original. Para ello se puede ayudar de una pistola de aire caliente y/o decapantes químicos. Estos sistemas reblandecen las pinturas y barnices y con ayuda de una espátula saldrán sin problema. Para rematar el trabajo deberá acabar lijando (a mano o con lijadora) para dejar la puerta en buen estado y suave al tacto. Los desperfectos y agujeros pequeños se pueden reparar con masilla de madera del mismo color que la puerta. Para desperfectos más grandes puede utilizar un reparador de madera de dos componentes que se puede moldear, lijar, taladrar y barnizar como si de madera se tratase. Una vez reparados los desperfectos, solo queda darle el acabado final. Normalmente será barnizar. Para ello debe dar primero una capa de tapaporos. lijarla con lija suave cuando seque y a continuación empezar con las manos de barniz, tantas como sea necesario para una buena apariencia estética. Recuerde que más importante que el barnizado propiamente dicho, es la preparación de la superficie (lijado a conciencia para que quede suave al tacto). Si la quiere pintar el procedimiento es el mismo pero dando selladora en vez de tapaporos y pintura (esmalte o laca) en vez de barniz. En este caso es conveniente un suave lijado entre mano y mano de pintura. Para el reloj vale lo mismo que para la puerta.

S

MESA DE ESCRITORIO EN DM

Si la tapa de la mesa la hace con tablero de 19mm la distancia entre apoyos debe ser menor de unos 80cm y si la hace con tablero de 30mm la distancia puede llegar a 100cm.

En cuanto al barniz, le vale cualquier barniz incoloro de marca, preferiblemente satinado o brillante. Pero tenga en cuenta que no es muy recomendable barnizar DM, no porque no se pueda, que lo admite perfectamente, sino porque estéticamente no es muy apropiado. El DM barnizado se puede ver en bancos de trabajo y en mobiliario de almacén. Quedará mucho mejor si lo laca, aunque ésta es una cuestión donde entran en juego los gustos personales.

S

MANCHAS DE HUMEDAD EN EL PARQUET

La única solución es volver a lijar y barnizar todo el parquet, y aún así es posible que se note algo la mancha. Lo más seguro es que el agua haya degradado solo el barniz, y con un lijado y barnizado quede perfecto. No es posible arreglar solo la parte estropeada y que no se note.

S

ARAÑAZO EN MUEBLE DE CEREZO

Si el arañazo es muy superficial puede probar con algún limpiador para muebles como por ejemplo el limpiador PERNIL. Este limpiador cubre arañazos superficiales y limpia y nutre la madera. Si el arañazo es más profundo habrá que lijar hasta que desaparezca y volver a barnizar, y si es tan profundo que no sale con un lijado, habrá que emplastecerlo con pasta de madera de calidad y volver a barnizar. Estas tareas son complicadas si no se tiene experiencia y creemos que no merece la pena sobre todo si la mesa está nueva. Si el arañazo es profundo pruebe a darle con cera sólida (en barra) del mismo color. Quedará bien disimulado, pero no perfecto.

S

DUDAS CON TARIMA ESTRATIFICADA

Cada vez las imitaciones de madera son mejores y a veces es difícil saber si es o no es madera. La tarima estratificada es muy resistente al desgaste y a la luz solar. Es muy difícil arañarla, golpearla e incluso quemarla. Algunos modelos resistentes a la humedad se pueden instalar en cocinas y baños. Son de muy poco grosor por lo que la altura del suelo sube muy poco.

Siempre hay que dejar holgura por todo el perímetro (entre la tarima y la pared) para permitir que la tarima se dilate y contraiga libremente con los cambios de temperatura. Esa holgura debe ser de 1cm aproximadamente. El rodapié debe ser de al menos 1,5cm de grueso para tapar dicha holgura. El suelo no se desplaza al pisar, pues al ir encolada es como si la tarima fuese de una pieza, y debido a su peso y el peso extra de los muebles y enseres que soporta es totalmente imposible moverla.

En una hora ya se puede pisar, pero para colocar los muebles en sus lugares definitivos conviene esperar 24 horas para que la cola haya secado por completo.

Con un trozo de madera (preferiblemente dura) de unos 40cm de largo y unos 3x3cm o más de sección se puede instalar perfectamente. Mejor que un mazo de goma, utilice un martillo o una maza de hierro. Al pesar más, el golpe será más efectivo y el trozo de madera intercalado impedirá que estropeemos la tarima. Vaya golpeando por todo el largo de la tabla hasta que encaje perfectamente en la tabla contigua. Actualmente se está introduciendo otro tipo de tarima que no es necesario ni encolar ni golpear para encajar las tablas unas con otras. Simplemente uniéndolas con la técnica que indique el fabricante se oirá un "clik" que nos indicará que ya se ha encajado.

S

RODAPIÉS: CLASES E INSTALACIÓN

Primero hay que saber que tipo de rodapié quiere instalar. Existen básicamente los siguientes tipos:

RODAPIÉ CHAPADO. Suele tener una base de DM y un recubrimiento de chapa de madera natural. La base de DM se utiliza para que sea más estable (no se tuerce) y para abaratar costes. Puede venir ya barnizado de fabrica. Es el rodapié de más calidad.

RODAPIÉ PLASTIFICADO. Es igual que el anterior pero con el recubrimiento plástico imitando a la madera. Es más funcional y barato, pero peor estéticamente. Es recomendable para colores lisos.

RODAPIÉ MACIZO. Normalmente es de una madera barata y estable, como por ejemplo la Samba. Se utiliza principalmente para pintarlo o decorarlo.

Dentro de estos tipos, los hay con diferentes formas y tamaños. Algunos vienen con un acanalado por detrás para guiar cables.

La instalación se puede hacer de tres formas:

ATORNILLADO. Se atornilla a la pared con tacos y tornillos. Primero debe hacer los taladros en el rodapié por donde pasarán los tornillos. Después, colocando el rodapié en su lugar y presionándolo hacia abajo, marque los agujeros en la pared con un lápiz. Taladre esos puntos, introduzca los tacos y atornille el rodapié. Este sistema no tiene mucho sentido por su complejidad y mala estética, a no ser que queramos un rodapié desmontable (si tiene cables por detrás, por ejemplo).

CLAVADO. Se utilizan puntas de acero de calidad que entren unos 2cm en la pared. Presione el rodapié hacia abajo a la vez que lo va clavando. Ponga un clavo cada 40cm aproximadamente. Para disimular las cabezas de los clavos, puede embutirlas con un botador y echar un poco de cera o masilla en el hueco.

PEGADO. Se puede pegar con masillas de fijación tipo MONTA-KIT de Imedio. Eche un pegote de masilla en el rodapié cada 30cm aproximadamente y sitúelo en su sitio presionando fuertemente o golpeando con maza de goma en los lugares donde están los pegotes. Quítelo y espere unos 5 minutos. Vuelva a ponerlo en su sitio golpeando nuevamente con la maza. La ventaja de este método es que no se ven las puntas de los clavos.

Lo más difícil de la instalación son los ingletes. Utilice una caja de ingletar en la que quepa el rodapié horizontalmente. En los lados de la pared donde utilice 2 o más tiras de rodapié, es mejor hacer los ingletes de los rincones o esquinas primero, y después hacer un corte recto a la medida para que encajen perfectamente. Los ingletes defectuosos (si se ha quedado un poco corto, o el inglete no es perfecto) siempre se pueden arreglar con masilla de madera.

S

ESCALERA ARAÑADA

Lla solución es siempre la misma: lijar hasta igualar y en hendiduras muy profundas aplicar una masilla epoxi de dos componentes, volver a lijar para enrasar estos rellenos y darle el acabado final (aceite de teca, cera o barniz).

S

ENMARCADO DE CUADROS

Necesita una mordaza para cuadros. Hay muchos modelos de mordazas para cuadros pero todas se reducen a lo mismo: un fleje o cinta con cuatro esquineras y un tensor.

Es conveniente reforzar las uniones con espiga encolada o por lo menos con unas chapas atornilladas por detrás, sobre todo si el marco es grande o va a llevar peso (un espejo por ejemplo). Si simplemente las encola, la unión quedará frágil, pues las uniones de maderas pegadas por las testas no son fiables.

S

DISIMULAR ROZADURAS

Hay productos restauradores que disimulan los arañazos y las rozaduras de los muebles, pero no los quitan. Nosotros podemos recomendarle los siguientes productos:

1.- RESTAURADOR PROFESIONAL PARA MUEBLES. Es un producto de alta calidad de la marca HG que restaura y mantiene todo tipo de muebles de madera. Está especialmente recomendado para muebles oscuros. Hace desaparecer las marcas provocadas por el agua y el alcohol, restaura el color en zonas gastadas o blanqueadas y disimula las rayadas.

2.- LIMPIADOR DE MUEBLES PERNIL. Elimina manchas y restos de otros limpiadores. Elimina el velo o manchas producidas por calor o frío en las tapas de las mesas. Cubre arañazos y nutre la madera.

El único problema que le pueden plantear estos productos es que eliminan la cera del mueble, por lo que deberá esperar un par de horas después de la primera aplicación para eliminar la cera desprendida. Después de eliminarla y limpiar la zona deberá aplicar nuevamente el producto con un trapo de algodón y esperar unas 6 a 10 horas. A continuación se elimina el exceso de producto con un trapo limpio y por último puede volver a encerar el mueble. Pruebe siempre primero en una zona poco visible.

S

FRISO DE MADERA ¿PEGADO?

No es posible instalar friso pegándolo directamente a la pared. La dificultad estriba en que una vez pegada la primera lama, la siguiente ya no es posible introducirla con la masilla de fijación puesta (en la lama o en la pared), pues debido al machihembrado la lama debe encajar en la primera completamente pegada y paralela a la pared, con lo que empujará a la masilla desplazándola o esparciéndola y no se pegará bien. Además no permitirá la aireación de la parte posterior del friso, con lo que pueden torcerse e incluso romperse lamas debido a la condensación que se puede producir.

Se podría montar quitando la parte de atrás de la junta hembra de cada lama, para que cada lama pueda entrar oblicuamente en la anterior, pero no se lo recomendamos por lo laborioso y dificultoso que resultaría. Otra posible solución sería pegar primero las lamas entre sí y después pegar el panel formado directamente a la pared pero tampoco se lo recomendamos, pues debido a las irregularidades de las paredes es posible que no se adhiera bien a éstas. La masilla "NO MÁS CLAVOS" es muy adecuada para pegar madera sobre obra, pero las lamas debería pegarlas entre sí con cola blanca. Estos sistemas, aparte de la dificultad, tienen el peligro de que el friso se tuerza y rompa.

Lo mejor, y lo que nosotros le recomendamos, es fijarlas sobre rastreles, que aunque es un poco laboriosa su instalación, una vez puestos, colocar el friso será sencillísimo.
S

FACILIDAD DE INSTALACIÓN DE TARIMA FLOTANTE

Instalar tarima flotante es sencillísimo, sólo es necesaria cierta habilidad manejando la sierra de calar, pero la experiencia necesaria con la sierra de calar es cuestión de practicar y hacer unos cuantos cortes rectos y curvos. Por lo demás, y siguiendo las instrucciones que damos en otra consulta (INSTALAR TARIMA FLOTANTE) no tendrá ningún problema. El espesor del nuevo suelo es muy pequeño (de 1,5cm a 2cm dependiendo de la tarima y aislante usado). La tarima flotante no lleva cámara de aire, sino un aislante que se interpone entre el nuevo suelo y el antiguo. Este aislante es de poliuretano con celdillas de aire y su misión es aislar de humedades, ruido y frío, y permitir un pisado suave y sin crujidos. Cámara de aire lleva la tarima tradicional, pero en su caso, no tiene sentido poner este tipo de tarima. De todas formas, existen también pavimentos artificiales plásticos (de varias capas y mucha tecnología) especiales para salas de aeróbic y gimnasios. El inconveniente de estos pavimentos puede ser que son más gruesos (de 2,5cm a 6,5cm) y su precio, que suponemos será superior.

S

CARPINTERÍA Y EBANISTERÍA

El carpintero es la persona que trabaja la madera por oficio. Sabe hacer cualquier cosa con madera excepto trabajos de acabado muy fino.

La palabra ebanista, viene en su origen de aquella persona que trabaja el ébano y otras maderas finas. Actualmente se entiende por ebanista aquella persona capaz de hacer muebles de calidad.

En realidad las dos acepciones se tocan, y un buen carpintero puede ser mejor que un mal ebanista. La ebanistería es bastante más complicada que la carpintería pues aparte de saber trabajar la madera perfectamente, hay que tener amplios conocimientos sobre la propia madera y sus acabados. Además, en el aprendizaje suele ser imprescindible la guía de algún especialista y alcanzar mucha experiencia previa antes de hacer trabajos complicados. La carpintería es más sencilla y cualquiera con ganas de aprender y un poco de habilidad innata puede llegar a ser un buen carpintero. Pero buenos ebanistas hay pocos y son muy cotizados. S S

S

HACER UNA PIZARRA

Para hacer pizarras se necesita una pintura especial. En cuanto al tablero, puede utilizar un MDF de 16mm de grosor. En él puede hacer el dibujo del coche o del animal que desee y recortarlo con sierra de calar. Para dibujarlo, puede copiar o inspirarse en algún dibujo concreto y pasarlo a la escala que le convenga mediante cuadrícula. Después de darle la pintura para pizarras puede pintar con algún color vivo el contorno y dibujar algún motivo en la pizarra para darle más alegría.

S

REVESTIR LA TAPA DE UNA MESA

Puede revestir una mesa de alguna de las siguientes formas:

1.- CON PLÁSTICO ADHESIVO. Pegando directamente algún film plástico de imitación madera, mármol, etc. Es la manera más sencilla de hacerlo, pero el resultado a nivel de resistencia no será el mejor.

2.- CON CHAPA DE MADERA. Puede utilizar chapa de madera natural pegándola con cola de contacto. Vea la consulta sobre chapeado de madera. Después de pegarla deberá barnizar aplicando primero un tapaporos. Existe la chapa preencolada, que es lo que nos comenta que es similar al canto, de unos 30 cm de ancho por 2,5 m de largo. En este caso debe pegarse con una plancha bien caliente, que funde el pegamento.

3.- CON CONTRACHAPADO. Es más sencillo que el método anterior, ya que no tiene la fragilidad de la chapa y por tanto no se puede rajar o romper al manejarlo. Además será de una pieza, facilitando su colocación. Debe pegarlo con cola de contacto y también deberá barnizar posteriormente.

4.- CON TRASERA. Es igual que el método anterior, pero no es necesario barnizar, ya que es de imitación plástica de madera y no hay que darle ningún acabado.

5.- CON FORMICA. El método es el mismo que los anteriores con la ventaja de que es uno de los revestimientos más duros que existen. No hay que barnizar.

En cuanto a los cantos, puede lacarlos con pintura negra dándole primero una imprimación especial para superficies de difícil adherencia (suponemos que su mesa es de melamina). Esta imprimación puede ser por ejemplo la IMPRIMACIÓN MULTIUSOS de Bruguer. Mejor aún es pegarle alguna moldura o bizcocho que tape a la vez el canto de la mesa y el del nuevo revestimiento, pintándola posteriormente de negro. Las patas metálicas puede pintarlas directamente encima haciendo una limpieza previa con agua y jabón.

S

SUJECIÓN DE RASTRELES EN VIGAS DE HORMIGÓN

Lo mejor es fijar los rastreles a las vigas mediante taladros. El único inconveniente es que se necesita un martillo percutor y una broca de máxima calidad, pues con un taladro corriente es complicadísimo taladrar hormigón. Si no quiere taladrar, otra solución puede ser pegar los rastreles con una masilla de fijación (p.e. MONTA-KIT de Imedio). Deberá cepillar las vigas en los puntos de pegado con un cepillo de raíces a fin de quitar la arenilla y suciedad que pudieran tener. Para pegarlos eche unos buenos pegotes de masilla en los puntos de pegado. A continuación ponga el rastrel en su sitio y golpee con una maza de goma en dichos puntos para que la masilla se expanda. A partir de aquí tiene dos opciones:


1.- Sujetarlo de alguna forma 24 horas para que seque perfectamente y no se descuelgue.


2.- Volverlo a despegar y esperar unos 10 minutos, para a continuación emplazarlo nuevamente en su lugar definitivo. También deberá esperar 24 horas antes de colocar el friso.

Estas masillas proporcionan una excelente adhesión si se siguen las instrucciones al pie de la letra y las superficies están secas y limpias. De todas formas siempre será más fiable la fijación con tacos y tornillos,
sobre todo en un techo.

S

JUNTAS ABIERTAS EN SUELO DE MADERA

Para tapar las juntas debe utilizar masilla de madera de máxima calidad (p.e. de LAKEONE) en el color más parecido a su suelo. Aplíquela con una pequeña espátula o con el dedo y lije suavemente cuando haya secado. En cuanto al barniz puede utilizar uno de poliuretano (p.e. PRESIDENTE de Bruguer), o uno de poliuretano de dos componentes (p.e. IPLYSOL de Iplysa). Este último es el más duro que existe, pero tiene el inconveniente de su más engorrosa aplicación, pues hay que mezclar ambos componentes y usar la mezcla antes de 7 horas. En cuanto a las manos, depende de la densidad del barniz y la forma de aplicación, pero normalmente con dos manos será suficiente.

Si las juntas abiertas no son muy grandes, nosotros le recomendamos que no haga nada. La constructora tiene razón, y las juntas se abren y cierran mínimamente según la estación del año. Si le da cera en las juntas puede que al cerrarse las mismas (en invierno) expulsen la cera hacia afuera ensuciando seguidamente el suelo. Si las juntas estuviesen muy abiertas entonces si podría darles cera o masilla de madera (preferiblemente en invierno). La cera líquida en el parquet no es para tapar el poro sino para sacar brillo (suponemos que el parquet está barnizado, con lo que no hay poros que tapar). Si el parquet estuviese crudo, convendría dar antes de la cera un fondo (p.e.FONO DURO de Lakeone), que tapa el poro y protege el suelo de las manchas.

S

INGLETAR MANUALMENTE

Para ingletar manualmente, necesita las siguientes herramientas:

1.- GUÍA CORTA-INGLETES. Es una herramienta que guía al serrucho en el corte, haciendo cortes exactos en diversos ángulos. Puede ser de aluminio, madera o plástico, siendo las mejores las primeras. Debe comprarla lo suficientemente ancha para que quepa la moldura colocada por su parte plana. Es recomendable que tenga ranuras para cortar en ángulos de 45º y 90º tanto vertical, como horizontalmente.

2.- SERRUCHO DE COSTILLA. Es la herramienta que hará el corte de la moldura guiada por la guía corta-ingletes. Debe ser de costilla (parte superior de la hoja de corte con refuerzo) para una mayor rigidez, y por tanto mayor precisión.  

El inglete se consigue colocando la moldura en la guía (conviene sujetarla firmemente) y cortando con el serrucho introduciéndolo previamente en la ranura que corresponda. Para molduras de techo y rodapiés, es recomendable un corta-ingletes ancho (para que quepa plana ) y cortar por la ranura inclinada. Si la moldura fuese muy ancha, hay guías que solo tienen un lateral (mas ancho), pero la precisión del corte es algo menor. En paredes en las que sean necesarias dos o más molduras es recomendable efectuar primero el inglete y luego ajustar las molduras a la medida con un corte recto. En el caso de que solo sea necesaria una moldura deberá ingletar un extremo y luego medir bien para ingletar el otro, siempre midiendo por la parte más larga, que debe coincidir con el largo de la pared.

Practique antes en trozos de molduras sobrantes hasta conseguir cortes perfectos.

S

RESTAURACIÓN DE MADERA DETERIORADA

El Xyladecor es un protector decorativo para maderas a la intemperie. Si la cómoda no está en el exterior, como así creemos, no tiene sentido aplicar este producto, aunque se puede aplicar perfectamente como acabado, aunque sea en interior. Con el producto que le ha dado, será suficiente para prevenir un posible ataque de carcoma. Si la superficie está muy deteriorada, lo mejor sería reconstituirla con masilla epoxi de dos componentes para madera (p.e. REPARADOR MASILLA EPOXI PARA MADERA de la marca Ceys), rellenando con ella todos los huecos y deterioros, para una vez seca, lijar hasta enrasar con la superficie. Después solo habrá que darle el acabado que desee, barniz, cera, etc.

S

ESTANTERÍA INTEGRADA EN LA PARED

Lo más fácil es hacerla con ensambles de tornillo (vea en la sección CONSEJOS el apartado ENSAMBLE DE TABLEROS). Sólo deberá tener la precaución de que las cabezas de los tornillos queden algo embutidas, para darle posteriormente un poco de masilla de madera (lijando cuando seque hasta enrasar), y de esta forma quedarán completamente disimuladas. Deberá hacer un rebaje para el rodapié con sierra de calar para que la estantería ajuste totalmente a la pared. También podría quitar el rodapié de la zona donde vaya a ir la estantería. Deberá sujetar firmemente la estantería a la pared mediante pequeñas escuadras de refuerzo situadas en los sitios menos visibles. El ajuste con la pared es muy difícil que sea perfecto y deberá rellenar en las partes que no ajusten con silicona acrílica pintable. También podría utilizar aguaplast, masilla de relleno o pasta tapagrietas, por ejemplo.

En cuanto a materiales, para la estantería le recomendamos que utilice MDF de al menos 19mm de grosor, ya que es muy buena base para pintar incluso los cantos. No le recomendamos que pinte con temple, es mucho mejor utilizar pintura plástica.

S S

TARIMA FLOTANTE SOBRE CORCHO

No hay problema en instalar directamente tarima flotante encima del suelo de corcho, siempre que esté bien nivelado. En este caso, no es necesario que intercale aislante.

S

INSTALACIÓN DE PARQUET

La instalación de parquet por un aficionado no presenta excesivas dificultades excepto en el lijado y barnizado final. Pero es un trabajo muy duro y sucio, y es aconsejable tener experiencia previa. Los pasos básicos son los siguientes:

1.- CONSISTENCIA Y NIVELACIÓN DE LA SOLERA. Lo primero y esencial es disponer de una solera fuerte, porosa y bien nivelada (terrazo, cemento, etc). Si no dispone de una solera de este tipo, deberá quitar el suelo existente y dar una capa de cemento fino. El suelo debe ser poroso para que la cola agarre en él. Si tiene una solera fuerte pero algo desnivelada, deberá nivelarla con pasta niveladora para suelos.

2.- HERRAMIENTAS NECESARIAS. En principio solo necesitará guantes, espátula dentada, maza de goma, sierra de calar o serrucho, lijadora de suelos, orilladora, aspiradora de polvo y brocha grande para barnizar.

3.- ELECCIÓN DEL PARQUET. Puede comprar el parquet en tablillas sueltas o tablillas armadas en loseta. Es más rápida la instalación en losetas. Las tablillas suelen venir también unidas por un papel en la cara superior conformando así una especie de loseta que facilitará la instalación. En cuanto a calidad, el precio es la mejor guía.

4.- CÁLCULO DE LOS METROS NECESARIOS. Una vez bien medida la superficie a solar, deberá adquirir entre un 2 y un 5% más de material, para desperdicios y posibles errores. Si quisiera poner el parquet de forma diagonal a la habitación o de forma combinada, el desperdicio aumentará considerablemente. Una vez adquirido el material es muy conveniente, por no decir imprescindible, dejarlo en el lugar de instalación varios días antes de manipularlo, para que la madera se aclimate a su nueva ubicación.

5.- INSTALACIÓN. Deberá marcar el centro de la habitación y dibujar unas líneas maestras perpendiculares a las paredes y que pasen por el centro, que le servirán de guía. Si lo quisiera poner en diagonal, estas líneas deberán ser diagonales de la habitación. El empezar por el centro se debe a que si se empieza por un lado, la acumulación de errores (falta de paralelismo) será mayor. Eche cola especial para parquet en el suelo como para un metro cuadrado y extiéndala con la espátula dentada. A continuación empiece a pegar las tablillas o losetas fijándolas con suaves golpes de maza. Si las tablillas vienen ensambladas con papel, una vez la cola esté seca, humedeciendo el papel, se quitará sin problema. Cuando llegue a las paredes, será el momento de ir cortando tablillas para que encajen en el hueco. En zonas complicadas puede hacerse una plantilla de papel o cartón y traspasar el dibujo a las tablillas. Las juntas que no hayan quedado bien, siempre se pueden rellenar con masilla de madera.

6.- LIJADO. Una vez esté todo el parquet pegado llega el momento de lijar. Es necesaria una lijadora especial para parquet y muy conveniente una orilladora para lijar las zonas próximas a las paredes, esquinas y rincones. La lijadora y orilladora puede alquilarlas. Y deberá hacerse con una provisión de lijas de tres texturas diferentes, gruesa media y fina. Se empieza a lijar con la gruesa y se acaba con la fina. El manejo correcto de la lijadora puede resultar difícil, ya que hay que hacer pasadas uniformes para evitar ondulaciones en el suelo. Aquí es donde más necesaria es la experiencia. Una vez lijado el suelo deberá aspirar todo el polvo generado para dejar la superficie en buenas condiciones para barnizar. Para quitar el polvo completamente puede fregar el suelo con una fregona o una bayeta limpia, mojada en agua y muy bien escurrida. Después deberá dejar que el suelo se seque por completo antes de barnizar.

7.- BARNIZADO. Para el barnizado utilice barniz de poliuretano de máxima calidad. También puede utilizar barniz de dos componentes (es más duro), pero es mas engorroso de aplicar. Eche una pequeña cantidad de barniz (diluido un 10 o 15% con el disolvente que recomiende el fabricante) en el suelo y extiéndalo bien con la brocha con movimientos de media luna (moviendo sólo el antebrazo). Siga con este método hasta barnizar toda la superficie. Una vez aplicada la primera mano, deberá volver a lijar todo el suelo suavemente con la lija fina. A partir de aquí ya puede barnizar con el barniz sin diluir y no debe lijar entre mano y mano. Normalmente, con tres manos de barniz será suficiente, pero si no ha quedado bien puede darle más manos, siempre lijando previamente.

8.- RODAPIÉ. Por último solo quedará poner el rodapié. Éste puede ir pegado (con masilla de fijación), clavado (con puntas de acero) o atornillado (con tacos y tornillos).

S

CORTAR PUERTAS HUECAS

Tanto si la corta con sierra de calar como con sierra circular, el corte malo aparece en la cara superior. Para evitarlo en lo posible debe pegar precinto o cinta de pintor a lo largo de la línea de corte. Utilice una guía (listón de madera por ejemplo) para hacer el corte completamente recto. Si utilizase un serrucho manual, también es recomendable pegar la cinta en la cara superior, aunque en este caso es más probable que el corte quede peor, al ser prácticamente imposible cortar todo el largo guiando el serrucho completamente recto. Las puertas, aunque sean huecas, suelen llevar madera maciza en el contorno. Si al practicar el corte se quedase hueca (se ve el cartonaje interior) deberá introducir a presión un listón de madera de la medida exacta golpeándolo con una maza de goma hasta dejarlo enrasado. Puede echar algo de cola blanca para que quede bien fijado.

Si la puerta está ya hueca y quiere hacer el corte de la chapa anterior y posterior, lo primero será introducir el listón de madera a presión entre las dos chapas y después efectuar el corte como le hemos comentado anteriormente.

S

PUERTAS PLEGABLES

Se unen las dos tablas de cada puerta con una bisagra de piano de forma que el eje de giro de esta bisagra de al interior del armario. De esta forma, a la vez que quedará mejor estéticamente (no se ve la bisagra), las puertas sólo podrán plegarse hacia afuera. Para guiar la puerta al abrir, deberá poner algún perfil en forma de U (de aluminio, plástico o madera) en la parte superior e inferior del hueco. También podría ranurar el cerco superior e inferior. En el extremo superior e inferior de cada puerta (en la zona en que ambas puertas se juntan al cerrar) debe poner un pivote, (espiga de madera, etc) que entre en el perfil o en la ranura y sirva de guiador de la puerta. Para poder instalar la puerta, el perfil superior (U) o la ranura, debe ser más profundo que el inferior y los pivotes superiores algo más largos que los inferiores. De esta forma se podrá introducir la puerta metiendo primero los pivotes superiores y después los inferiores sin que ésta se salga. Sólo queda la instalación de las bisagras de las puertas propiamente dichas. Puede utilizar cualquier tipo de bisagra u optar por que giren también sobre pivotes. En este último caso debe seguir el mismo método de antes, es decir, poner pivotes en las puertas (el superior algo más largo) y taladrar arriba y abajo en el cerco (el taladro superior algo más profundo).

S

HACER UNA VITRINA

Lo primero, es hacer el armazón con tableros. Lo más sencillo es hacer las uniones con tornillos de ensamble (vea en la sección CONSEJOS, el apartado ENSAMBLE DE TABLEROS). Debe hacer un copete arriba (vea la figura) para dejar espacio para poner unos halógenos encastrados y poder poner en ese hueco el sistema eléctrico (focos, transformador, cables, etc). El copete puede tapar también la balda superior (mejor estéticamente). En la balda superior debe hacer unos taladros con una broca de corona para los focos halógenos. El diámetro de estos taladros y la altura del copete vendrá especificado en las instrucciones de los focos. En el dibujo, el copete está sin tapa. Como no se verá al ir colgado de la pared, puede dejarlo así, o también puede ponerle una tapa con bastantes taladros para evitar el calentamiento excesivo del sistema eléctrico. Debe ponerle trasera al armazón y unos herrajes de colgar en los cantos de los laterales. Si la vitrina es grande conviene poner herrajes de colgar para muebles de cocina (aguantan mucho peso y son regulables para dejar el mueble totalmente horizontal).

 

Para las puertas puede optar por dos sistemas: puertas batientes o correderas. Es más sencillo hacerla con puertas correderas, aunque si la vitrina es muy ancha o muy alta, debe hacer un zócalo (es como ponerle otro copete en la parte inferior) para evitar que el peso de las puertas combe el tablero de abajo y la guía correspondiente e impida su correcto funcionamiento. Las guías para puertas correderas son simplemente unos perfiles rectangulares (de madera o plástico) con dos canales en uno de sus lados. Se instalan pegadas al tablero. La guía superior tiene más profundidad en los canales que la inferior, para poder meter los cristales sin problemas. Si pone puertas batientes deberá comprar unas bisagras para cristal. Estás bisagras son simplemente unas pletinas que agarran el cristal sujetándolo por la presión que ejercen los tornillos que llevan y que tienen un pivote que será el eje de giro del mismo. Deberá hacer un taladro en las dos esquinas de la tapa superior e inferior de diámetro igual al de los pivotes de las bisagras. También deberá poner un sistema de imán para cristales que con una simple pulsación los deja fijos, o permite su apertura.

La medida de los cristales (alto, ancho y grueso) debe sacarla una vez hecho el armazón y una vez que tenga las guías para las puertas correderas o las bisagras para las puertas batientes. Para puertas correderas, la altura de los cristales debe ser la del hueco (una vez puestas las guías) más la profundidad del canal de la guía inferior y más algo menos de la mitad de la profundidad del canal de la guía superior (vea el dibujo). Los cristales se instalan metiéndolos primero en la guía superior (hasta el fondo) y dejándolos descansar en la ranura correspondiente inferior: El ancho debe ser un centímetro más en cada cristal de la medida del hueco (para que solapen unos 2 cm). Si las puertas son batientes debe instalar primero las bisagras y medir a continuación la altura del hueco desde las bisagras. Para el ancho debe dejar una holgura de aproximadamente 2 mm por cada lado y otros 2 mm en el centro (entre los dos cristales).

Para poner baldas de cristal en el interior, solo deberá atornillar directamente dos metopas en cada lateral y para cada balda a las alturas deseadas. También puede poner metopas especiales para cristal (con ventosa), pero en este caso debe hacer pequeños taladros ciegos para introducir en ellos dichas metopas. También puede poner un par de guías atornilladas al fondo (en este caso debe hacer la trasera del armazón con tablero) y sujetar los estantes con escuadras que se acoplan a estás guías. Quedará más feo estéticamente, pero a cambio, las baldas serán regulables en altura.

Volver a página anterior

ALDASECA, S.L.

Servicio Nacional (península y baleares)

C/ Cazadores, 19 - 28925 - Alcorcón (MADRID)

Teléfono: 91-6169093 (2 líneas)

t. móvil: 608 - 611 823

e-mail info@aldaseca.com